Artículos

Los desguazaderos de automotores en Magangué

El hallazgo hecho por la Sijin de la Policía de Magangué hace dos días en donde encontraron un verdadero cementerio de motos desguazadas, pone de manifiesto que en la ciudad existe un mercado negro desde hace algún tiempo y que en muchos casos la misma ciudadanía callaba por temor a retaliaciones de la delincuencia.

Por cuenta de la mafia de desguazadores de motos, muchos incautos ciudadanos quedaron sin sus vehículos, tras los frecuentes robos que se suscitaban en la ciudad desde hace varios años.

Quien iba a pensar que muchas motos que se daban por robadas o desaparecidas, pasaban al descuartizadero en el barrio Maracaná, casi a la vista de la gente.

El tráfico de autopartes y piezas de motos en Magangué era un gran negocio lucrativo que solo hasta cuando la autoridad se decidió a investigar y la comunidad a denunciar se pudo desarticular esa red delincuencial y criminal. Las autoridades de policía tienen que seguir investigando, porque en Magangué aún existen muchas caletas de motos que luego que son robadas, las llevan los delincuentes a los desguazaderos para venderlas por partes.

Lo mismo ocurre con los receptadores de autopartes de carros, casi a la vista del público, sin que nadie se atreva a denunciar. Esa conducta delictiva raya en lo criminal, porque muchas veces las motocicletas son robadas con violencia, haciéndole daño a sus honrados propietarios.

Ojalá siga la investigación a fin de erradicar de nuestro municipio esos desguazaderos de motos y carros que mucho daño le están causando a la comunidad de bien.